¿POR QUÉ JUAN MANUEL SANTOS RESULTÓ FAVORITO, SI TENÍA UNA IMAGEN DESFAVORABLE? PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Radio Palmira   
Lunes 16 de Junio de 2014 10:56

La pregunta aún es motivo de análisis para los expertos en marketing político: ¿Por qué un Presidente con una imagen desfavorable del 58% logró cautivar el voto hasta lograr ser reelegido en la Presidencia de Colombia? (LEA AQUÍ: IMAGEN DESFAVORABLE DE SANTOS LLEGA AL 58%) O estaban equivocadas las encuestas, o definitivamente el Presidente Juan Manuel Santos es un mago para canalizar votación ajena. Lo cierto es que en ambas elecciones, la del 2010 y la del 2014 Santos logró el triunfo con votos de otros partidos u otros líderes. Esto significa que en la política, como en la economía, lo más importante no es saber hacer empanadas, sino saber dónde las hacen.

Está claro, Juan Manuel Santos, seguramente, no tendrá votos, pero sabe conquistar a quienes los tienen. Y en el caso de la izquierda en Bogotá es un claro ejemplo  de ello, porque sin lugar a dudas, la paz se convirtió una vez más en Colombia en la palabra clave para ganar la Presidencia. La izquierda bogotana, la del Polo y la de los Progresistas le apuntaron a la paz y ofreció públicamente su voto por Santos. Con los resultados del domingo se demostró que el país votó más por la ilusión de firmar un acuerdo de paz con las Farc que por el propio Juan Manuel Santos.

En 1982 el tema de la paz también fue la carta salvadora para Belisario Betancur quien con apenas tres meses en la Casa de Nariño anunció amnistía para los presos políticos a cambio de la firma para un Acuerdo de Paz. Andrés Pastrana, en 1998, gracias a que su asesor Víctor G. Ricardo logró la famosa foto de Tirofijo usando el reloj de su campaña. Y sucedió también con Álvaro Uribe, en 2002, quien si bien no centró su discurso en la paz sí lo hizo en ponerle punto final a la guerra contra las Farc. Con Juan Manuel Santos en el 2014, vuelve y se repite la historia. Desde la primera reunión de campaña, que tuvo lugar en febrero en la hacienda de Hatogrande, el presidente dejó claro que su eslogan iba a ser ‘Unidos por la paz’ y efectivamente llegó incluso a pintar sus manos con la palabra PAZ.

Con la frase ‘Unidos por la paz’ Santos combinó lo que para ese momento creían eran las dos fortalezas de su campaña: la alianza de partidos (La U, el Liberal y Cambio Radical) que lo impulsaban y el proceso de paz de La Habana que para ese entonces había tenido avances en dos de los cinco puntos de la agenda de negociación. La paz no solo era una buena opción sino que parecía ser la única fórmula ganadora que tenía Juan Manuel Santos en sus manos. Un presidente que quiere repetir puede o vender sus logros o venderse a sí mismo. En el caso de Santos, era arriesgado centrar la campaña en el propio presidente, si se tiene en cuenta que el antisantismo llegó a tener peso específico -la popularidad de Santos cayó a 38 por ciento en abril y-. Y en cuanto a los logros, si bien la campaña intentó ese camino con las cuñas de “hemos hecho mucho, pero falta mucho por hacer”, al final las descartó porque concluyó que más que ayudar a “comunicar los logros”, tenía una carga contraproducente.

Pero para hacer de ‘la paz’ un mensaje suficientemente sólido, que moviera a los votantes, no fue nada fácil. Durante varias semanas la campaña de Santos no parecía dar pie con bola. En las piezas publicitarias, por ejemplo, un día le ponían el apellido al candidato, y al otro día se lo quitaban. O el logo, con tres palomas de diferentes colores, más que una pieza creativa parecía volver sobre íconos de paz ya gastados en el pasado. Las carencias de la campaña publicitaria santista, además, empezaron a ser más evidentes cuando Óscar Iván Zuluaga cambió su logo por una ‘Z’, como la del mítico personaje del zorro, y le puso así algo de picante a una campaña que lucía bastante acartonada, aunque muchos creen que este hecho enfatizó en carácter agresivo que tenía Zuluaga por hacerle el juego a Álvaro Uribe.

A esos gafes se les sumó el protagonismo que la campaña de Santos le dio a la alianza de la U, el Partido Liberal y Cambio Radical. Si bien, como lo asegura la Revista Semana, la intención era mostrar una coalición sólida, en la práctica, terminó restando votos en la primera vuelta, porque los partidos no gozan del afecto de la opinión y menos luego de las elecciones de marzo, en las que se habló mucho de compra de votos y de reparto de ‘mermelada’. La crisis de la campaña del presidente llegó a ser tal que en abril se prendieron las alarmas.

Y así como cuatro años atrás, cuando Santos parecía naufragar ante la creciente ola verde de Antanas Mockus, y en un abrir y cerrar de ojos dio un timonazo a su campaña, esta vez Santos aplicó la misma medicina. A diez días de la primera vuelta decidió darle un giro radical a su campaña: el expresidente César Gaviria asumió como su jefe de debate; el candidato a la Vicepresidencia, Germán Vargas, se dedicó a dirigir la clase política; Rafael Pardo, Gina Parody y David Luna renunciaron al gobierno para empujar votos en Bogotá; y, lo más importante, la campaña le metió el acelerador a fondo al tema de la paz.  El hecho de no ganar la primera vuelta (perdió con Óscar Iván Zuluaga por 458.000 votos) fue un golpe duro para la campaña santista, pero ya esta había comenzado a tomar el rumbo para la victoria final del domingo pasado.

El efecto sobre la opinión fue fundamental. En menos de dos semanas se fue configurando la ola por la paz, al estilo de la ola verde de hace cuatro años. Así como la mayoría de los personajes políticos de opinión y los columnistas del país se fueron uniendo a ella, cada día de la última semana se unió un sector clave a esa ola de la paz liderada por Juan Manuel Santos. Primero fueron los sindicatos, después los empresarios a través de una carta, otro día todo tipo de personajes en una página completa del periódico, y también los artistas en una cuña de televisión. Sumado al apoyo de la maquinaria, el triunfo de Santos es una manifestación o mandato por la paz que se impuso a principios del siglo XXI. Ahora cabe esperar para determinar como el propio Santos lo dijo en discurso del triunfo si en cuatro años nadie se arrepentirá de haber votado por él.

LA RECTA

Por John Tenorio

Ganó “JuanPa”

Pregunto: ¿Quién ganó este domingo las elecciones presidenciales en Colombia… Juan Manuel Santos, el candidato-presidente o el “JuanPa”, el otro Juan Manuel que se desprendió de sus acartonados asesores de escritorio, y se fue a visitar a Mercedes Plata, la espontánea abuela de Villavicencio quien manifestó sus simpatías a través de las redes sociales? El mensaje sencillo y espontáneo de la abuelita, representó el sentir de los 7 millones 800 mil electores, quienes -finalmente- ratificaron en el poder a Juan Manuel Santos. Seguramente el Presidente reflexionará sobre la importancia de estar más cerca a la gente y menos de la élite bogotana. El triunfo del Presidente demuestra claramente lo cambiante que puede llegar a ser la política. “En política, sólo los idiotas no cambian de opinión”, dijo alguna vez el propio Juan Manuel. Y ahora, cuando acaba de derrotar a su antiguo aliado, hoy convertido en un obstinado viudo del poder, esa frase cobra mayor vigencia. Y otras pregunticas: ¿Las frases del discurso del triunfo de Juan Manuel en las que nos recuerda que no tendrá odios contra nadie no serán una invitación para que el sector del Uribismo que quedaría desempleado durante 4 años se decida a hacer la paz? ¿O será que la izquierda, con su decidido apoyo en Bogotá para el triunfo de Santos, también cobrará dividendos en la campaña presidencial más costosa en términos políticos y económicos de los últimos tiempos?

https://www.youtube.com/watch?v=9rzod3fb0Wc

 

¡Nos pillamos, desde La Recta!

 
AddThis Social Bookmark Button

 

Haga clic para escuchar nuestra emisora EN VIVO

Usuarios en línea

Tenemos 52 invitados conectado

Programación

Horario

Programa

5:00 –   6:00  A.M.

HJNG Noticias

6:00 –   8:00  A.M.

Noticiero Radiante de la Mañana

8:00 –   8:30  A.M.

La Diosa de la Fortuna

8:30 –   9:00  A.M.

Bienestar y prosperidad

9:00 – 9:30  A.M.

Vive MAX

9:30 – 10:00  A.M.

Sáname

10:00 – 10:30  A.M.

Pasaporte al Éxito

10:30 – 11:00  A.M.

s.o.s

11:00 – 11:30  M.

mente sana

11:30 – 12:00  P.M.

gente dulce

12:00 –   1:00  P.M.

Noticiero Radiante del Medio Día

1:00 –   2:00  P.M.

Aquí Palmira

2:00 –  3:00   P.M.

La Otra Opinión

3:00 –  3:30   P.M.

Para Ponernos a Pensar

3:30 –  4:00   P.M.

en las manos de cristo

4:00 –  4:30   P.M.

Negocios y Serivicios

4:30 –  5:00   P.M.

Vamos a lo que Vamos

5:00 –  5:30   P.M.

Medicina milagrosa 

5:30 –  6:00   P.M.

noticiero radiante de la tarde





El Video de la Semana




Radio Palmira 1050 AM | Todos los derechos reservados
Administrador del Sitio | Correo Corporativo
Implementado por KTS