Clientelismo Trágico PDF Imprimir Correo electrónico
Política
Lunes 12 de Septiembre de 2011 21:06

 

Por Teresa Consuelo Cardona G.

Septiembre 12/11. Uno de los graves problemas que afronta Palmira en la búsqueda de competitividad y productividad, es su falta de un servicio de transporte público eficiente, que garantice la movilidad, la comodidad y la seguridad de sus usuarios. Y para remediarlo algunos candidatos están proponiendo legalizar a los mototaxistas.
Es muy conocido el chiste aquél del hombre que cuando sabe que su mujer le es infiel cada noche en el sofá de su sala, decide categórica e irreversiblemente, vender el sofá. Es una solución a todas luces estúpida o por lo menos ingenua, pero muy consoladora. Es lo que pasa con las promesas electorales, algunas rayan en la ingenuidad y otras en la estupidez. Pero sirven para consolar a un grupo humano que tiene algo muy valioso por estos días: el voto. Para consolarlos o para comprarlos. En cualquier caso, su práctica constituye un ejercicio clientelista.
Uno de los graves problemas que afronta Palmira en la búsqueda de competitividad y productividad, es su falta de un servicio de transporte público eficiente, que garantice la movilidad, la comodidad y la seguridad de sus usuarios. Y para remediarlo algunos candidatos están proponiendo vender el sofá: Legalizar a los mototaxistas.
La existencia de los mototaxistas es una consecuencia de otros errores puestos en contexto en la economía de la ciudad. Se supone que el Estado, aún el local, debe garantizar la existencia de la cadena productiva del transporte reconocida por el Gobierno Nacional y descrita en el Consejo Nacional de Política Económica y Social (integrada por usuarios, empresarios y propietarios de vehículos adscritos a esas empresas) aportándole a ella infraestructura vial que beneficie a los propietarios de vehículos, rutas reguladas y controladas que beneficien a los empresarios y, accesibilidad que beneficie a los usuarios mediante control del bajo costo. Además debe garantizar la seguridad para los tres eslabones de la cadena. Así, todos ellos reciben un beneficio que les garantice su desarrollo económico y social. Ese es el trabajo de un gobernante.
Ese respaldo que los gobiernos locales deben darle a la cadena productiva para garantizar su eficiencia, eficacia y total responsabilidad debe basarse en el eje fundamental de los principios de autorregulación, calidad y seguridad. Así, la calidad de equipos y vehículos por un lado, y la capacitación de personas al frente de ellos, por otro, permiten la generación de empleos e impide que los usuarios arriesguen la vida, congestionen las salas de urgencia y agraven las estadísticas de personas en situación de discapacidad. Esa es la terea del Ejecutivo. No es hacer uso del clientelismo para favorecer una actividad ilegal que pone en riesgo la vida de cientos de personas cada día y que contradice otras actividades económicas de probada calidad y responsabilidad social.
Los mototaxistas no son la causa sino el resultado de la falta de políticas claras tanto de atracción de inversionistas como de movilidad de la ciudad. Si las empresas transportadoras no cumplen con su deber, la obligación del Estado no es lamentarse por ello y abrir las puertas de la informalidad para resolver el problema garantizando la tragedia futura. Su responsabilidad es fortalecer el servicio mediante infraestructura vial y el control de rutas y equipos. Sería mucho más útil para los "motorratones", ser conductores de empresas legalmente constituidas y gozar de los beneficios de la seguridad social. Un empleo formal los arrancaría de la competencia siniestra y le permitiría al Gobierno local un alivio en el número de atendidos en el régimen subsidiado y muy seguramente, una disminución de los gastos hospitalarios que los accidentes generan y que deben ser atendidos a todo costo por todos los palmiranos. Ese sí sería un aporte a la seguridad integral de los palmiranos, que abarcaría la seguridad ciudadana, la seguridad social, la seguridad económica y la seguridad de lo público. Y si se piensa bien, hasta la seguridad ambiental, ya que es más fácil controlar a transportadores legalmente constituidos y agrupados en empresas visibilizables, que a motociclistas, algunos bastante indisciplinados y muy contaminantes. Las estadísticas no me dejan mentir.
Sería mucho mejor abrir las puertas a nuevas iniciativas empresariales que cumplan desde el principio con la legislación del Ministerio de Transporte, las cuales, reguladas correctamente por el Estado, reduzcan consecuentemente las fallas en su organización, seguridad, capacidad técnica, operativa, económica y financiera, desaciertos que históricamente les han impedido garantizar una adecuada prestación del servicio. El Estado se debe convertir en el facilitador de condiciones propicias para prestar servicios competitivos que promuevan el desarrollo empresarial, hacia esquemas modernos de transporte que satisfagan las necesidades que el usuario plantea. La ordenación del Estado se traduciría en la exigencia constante de control en todos los aspectos del servicio, tales como creación de empresas, asignación de rutas, control de tarifas y de transporte informal en lugar de proceder con esa mezcla de irresponsabilidad y desvergüenza que demuestra la carencia de claridad frente al desarrollo del transporte y al ejercicio de lo que es un servicio público.
Son tiempos difíciles, en los que tomar las decisiones correctas no es fácil. Un buen comienzo puede ser valorar que el clientelismo es una de las manifestaciones de la corrupción política. Está basado en promesas que si se llegan a cumplir, empeorarán el estado de las cosas. Es bien sabido que esta práctica no conduce ni a la democracia ni a la modernización, dado que no contribuye a la participación ciudadana, y genera una sociedad fragmentada unida sólo por relaciones clientelares y personalizadas, empeñadas en mantener el estado de las cosas tal y como está. El mototaxismo no solo no contribuirá a mejorar la calidad de vida de los hombres y mujeres que cada día tienen que rebuscarse su subsistencia por estar abandonados por el Estado en un sistema agresivo y excluyente, sino que alejará a la ciudad de una posición competitiva y productiva.
Un gobernante que en lugar de estimular la economía formal para que ésta cumpla con su papel de generar empleo, recursos, riqueza, bienestar social, entre otras, impulse la informalidad, está garantizando la continuidad de la pobreza y ocasionando conflictos entre los actores económicos que debe armonizar. ¿Cuántas muertes y discapacidades permanentes tendremos que vivir los palmiranos para que se entienda esta realidad?
Es cierto que una alcaldía o un asiento en el Concejo Municipal se ganan con votos, pero el fin de consolidar el poder, no justifica la irresponsabilidad social. No podemos avanzar por el camino del poder político si estamos respaldados únicamente por lealtades que están vinculadas a incentivos y recompensas materiales. Esos poderosos caen fácil y rápidamente y se hunden en el olvido. Pero estimulan la creatividad de otros. A este paso, un día de éstos, asistiremos a la propuesta de algún candidato que, en su afán clientelista, manifestará su comprensión por la situación económicosocial de los sicarios y en consecuencia anunciará para ellos algunos empleos, en lugar de proponer cambiar las situaciones que dieron como resultado su condición criminal. Y se justificará diciendo que es que los 4 mil sicarios de la ciudad le han pedido que los tomen en cuenta. Seguramente tendrá clientela. Pero, en este caso totalmente hipotético ¿Qué pasará cuando la sociedad se oponga? ¿Los sicarios, engañados y traicionados, se ofenderán y atacarán? ¿A quién? En esta misma lógica, la víctima puede ser el gobernante o la sociedad.
 
AddThis Social Bookmark Button

 

Haga clic para escuchar nuestra emisora EN VIVO

Usuarios en línea

Tenemos 64 invitados conectado

Programación

Horario

Programa

5:00 –   6:00  A.M.

HJNG Noticias

6:00 –   8:00  A.M.

Noticiero Radiante de la Mañana

8:00 –   8:30  A.M.

La Diosa de la Fortuna

8:30 –   9:00  A.M.

Bienestar y prosperidad

9:00 – 9:30  A.M.

Vive MAX

9:30 – 10:00  A.M.

Sáname

10:00 – 10:30  A.M.

Pasaporte al Éxito

10:30 – 11:00  A.M.

s.o.s

11:00 – 11:30  M.

mente sana

11:30 – 12:00  P.M.

gente dulce

12:00 –   1:00  P.M.

Noticiero Radiante del Medio Día

1:00 –   2:00  P.M.

Aquí Palmira

2:00 –  3:00   P.M.

La Otra Opinión

3:00 –  3:30   P.M.

Para Ponernos a Pensar

3:30 –  4:00   P.M.

en las manos de cristo

4:00 –  4:30   P.M.

Negocios y Serivicios

4:30 –  5:00   P.M.

Vamos a lo que Vamos

5:00 –  5:30   P.M.

Medicina milagrosa 

5:30 –  6:00   P.M.

noticiero radiante de la tarde





El Video de la Semana




Radio Palmira 1050 AM | Todos los derechos reservados
Administrador del Sitio | Correo Corporativo
Implementado por KTS