Más información en Goal.comLa expulsión de Zambrano | Los hinchas llenaron el Estadio Nacional

Los primeros minutos fueron emotivos e intensos. La Selección de Jorge Sampaoli salió a pasar por arriba a su rival, pero las más claras fueron para la Bicolor: Jefferson Farfán estrelló un cabezazo en el palo a los 9 minutos, mientras que Carlos Lobatón, también asistido por Paolo Guerrero, remató desde afuera del área paralizando el corazón de los 45 mil hinchas que colmaron el Estadio Nacional. Se fue muy cerquita.

Sin embargo, cuando apenas se jugaban 20 minutos, el árbitro venezolano José Argote expulsó al defensor peruano Carlos Zambrano por un planchazo a Charles Aránguiz. Desde ese momento, Chile se hizo dueño de la pelota y comenzó a llegar con más peligro al arco de Pedro Gallese. El Mago Valdivia tuvo dos –una se fue por arriba; la segunda besó el palo izquierdo del arquero- y Eduardo Vargas avisó que no se lo puede descuidar: Luis Advíncula lo bloqueó justo cuando la empujaba en el segundo palo.

Perú apenas volvió a comprometer a Claudio Bravo una vez más, luego de una buena contra encabezada por Guerrero, pero luego llegaría el gol de Vargas, que convirtió en posición dudosa tras un pase cerrado de Alexis Sánchez que pegó en el palo al fallar Aránguiz en la conexión. Los peruanos reclamaron offside, pero el juez de línea ecuatoriano Byron Romero convalidó el tanto y Chile se fue al descanso con la ventaja mínima.

Increíblemente, en el comienzo del segundo tiempo Vargas volvió a hacer un gol, pero esta vez le cobraron offside cuando estaba habilitado. Perú contestó con otro cabezazo de Farfán que le cayó en las manos a Bravo y Chile fue perdiendo la presión alta con el correr de los minutos. Y en ese periodo de inconsistencia, Paolo habilitó a Advíncula, quien llegó al fondo por el lado derecho y lanzó la pelota al área, donde Gary Medel, al querer despejarla, se la metió en contra.

Pero poco le duraría la alegría al equipo de Ricardo Gareca, ya que cuatro minutos después, Vargas tomó la pelota fuera del área grande y metió un derechazo bárbaro, que se le coló en el segundo palo a Gallese. Cuarto gol para el delantero chileno y delirio total. Finalmente, no hubo tiempo para la hazaña peruana y, tal cual esperaban los chilenos, La Roja definirá el certamen el próximo sábado, intentando conseguir por primera vez en su historia consagrarse campeón de América.